Por Noelia Martín- El domingo 4 de mayo se realizó en la Parroquia Buen Pastor- ubicada en Barrio Córdoba- el homenaje al sacerdote Lech, quien levantó el templo. Además se celebró los cuarenta años de que la iglesia fuera declarada «parroquia». Alrededor de ciento cincuenta personas participaron del evento, que incluyó misa, procesión, almuerzo a la canasta, números musicales y brindis.

 

La misa comenzó a la hora estipulada -10 horas- y cerca de las once, se descubrió una placa de mármol en honor al cura polaco que dedicó sus últimos treinta años a la comunidad religiosa de Barrio Córdoba, Pellegrini y Sabattini. Las paredes de la iglesia estaban decoradas con fotos del sacerdote en comuniones, confirmaciones, bautismos y casamientos, que fueron aportadas por los feligreses.

Luego los vecinos salieron de la parroquia junto a las imágenes de Jesús Buen Pastor y de la Virgen María, para recorrer las calles que rodean el oratorio en procesión. A posteriori, se realizó un almuerzo a la canasta en el comedor de la escuela San Vicente de Paul, situada sobre calle Ema Ceballos, frente al santuario. Allí actuaron diferentes números musicales, finalizando el festejo con torta y brindis.

Ver más

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here