Cadena 3- Jeremías Sanz fue encontrado culpable de «homicidio triplemente calificado» por violencia de género, por el vínculo y por alevosía. El asesinato se produjo en febrero de 2017 en Jesús María.

La Cámara 8ª del Crimen de Córdoba condenó a prisión perpetua a Jeremías Sanz por el crimen de su madre, María Eugenia Cadamuro, ocurrido en febrero de 2017 en la ciudad de Jesús María.

El fiscal de la Cámara, Hugo Almirón, había pedido ampliar la acusación contra Sanz a «homicidio triplemente calificado» por violencia de género, por el vínculo y por alevosía, ya que consideró que “la víctima se encontraba totalmente indefensa cuando el joven tomó la escopeta calibre 16 y le efectuó dos disparos».

Los jueces, a su vez, instruyeron para que se investigue si hubo terceros involucrados en la causa.  

El abogado querellante, Ernesto Martínez, había asegurado temprano a Cadena 3 que las pruebas contra Sanz eran «absolutamente contundentes».

El cuerpo de «Maru» Cadamuro fue encontrado el 16 de junio de 2017 en una fosa de un metro de profundidad. Su hijo fue desde un principio el principal sospechoso del asesinato. 

«Vengo padeciendo infinitas cosas y acá lo más importante es que a mi madre me la quitaron. Y metieron en el proceso a mi familia y a mí», declaró Jeremías en la mañana de este lunes antes de ser condenado.

Compartir esta noticia
(Visto 82 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here