Comunicado de Prensa- El Sindicato de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina (SUTCAPRA) alertó sobre la “gravísima” situación que atraviesan los Controladores de la ciudad de Córdoba por una preocupante disposición que exige a bolicheros a incorporar personal policial en locales
bailables.

“Están despidiendo a Controladores y en su lugar colocan a policías para hacer nuestro trabajo, en una clara violación a la ley nacional de Espectáculos Públicos. No sólo ponen en riesgo a los concurrentes sino que dejan en la calle a decenas de familias”, aseguró Leandro Nazarre, secretario general del SUTCAPRA.

Por la arbitraria disposición de la comisaría 4ta. de Córdoba, los empresarios y  dueños de boliches de Nueva Córdoba están obligados a incorporar un policía cada cien personas según cartón de habilitación. Es decir, si el local bailable está habilitado para el ingreso de 1.100 personas, el bolichero deberá colocara once policías.

Según informaron desde la delegación Córdoba del SUTCAPRA, la disposición adoptada por el Comisario Jorge Galleguillo determina un avasallamiento y violación de la Ley Nacional 26.370, la norma que establece las reglas de
habilitación del personal que realiza tareas de control de admisión y permanencia de público en general.

“La ley es clara. Nosotros los Controladores somos los únicos capacitados y habilitados para prestar servicios de control de admisión y permanencia en boliches. Es una locura lo que están haciendo. La policía nos está sacando la
fuente de trabajo porque la disposición dice que los efectivos policiales tienen que estar en la puerta”, explicó Mario Cupertino, delegado de SUTCAPRA Córdoba.

El dirigente cordobés confirmó que en los últimos días se perdieron más de 70 fuentes de trabajo y aseguró que “la situación es caótica”, al tiempo que expresó su preocupación por el riesgo que implica la presencia de personal
policial en los locales bailables.

“La policía no puede ni sabe hacer el trabajo de un Controlador. No puede estar adentro del establecimiento nocturno trabajando, uniformado y con un arma, porque ante cualquier conflicto puede suceder un desastre”, señaló Cupertino.

Por su parte, Nazarre, líder de la conducción nacional del SUTCAPRA, brindó acompañamiento a los trabajadores cordobeses y se comprometió a cuidar la fuente laboral de los Controladores: “No vamos a permitir ninguna pérdida de puestos de trabajo. Tenemos el deber de defender a nuestros afiliados y no vamos a soportar esta disposición que es una verdadera vergüenza”.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here