El 13 de abril de cada año, se celebra el Día Internacional del Beso, una fecha que surgió gracias al beso más largo de la historia, que duró 46 horas 24 minutos y 9 segundos. En muchas ciudades, diversos tipos de concursos se organizan este día, principalmente aquellos en los que los participantes deben establecer registros de besos. 

El 6 de julio es el Día del Beso Robado, que se festeja en el Reino Unido y es una celebración por aparte (aunque similar) a la del Día Mundial del Beso, el 13 de abril.

La idea detrás del Día Internacional del Beso es que al parecer muchas personas han olvidado los simples placeres asociados con el beso por el beso mismo, a diferencia del besarse como mera formalidad social o como preludio de las relaciones sexuales o de otras actividades. El besarse puede ser una experiencia gozosa y placentera por sí misma. Es una expresión de la intimidad.

También ha funcionado como contrapeso a prohibiciones que existen en algunas ciudades y en algunos países que impiden que las personas se besen o incluso se abracen: por ejemplo, el caso de un profesor que fue arrestado unas horas en la ciudad de León, en el estado de Guanajuato, en México.3 4

El Día Internacional del Beso no es aún tan comercial como el Día de San Valentín (día del amor y la amistad).

TIPOS DE BESOS

Un beso no es igual que otro. No sólo depende de quién viene, sino también dónde se da. Por eso la experta de la web de compatibilidades amorosas Match.com, Valeria Schapira, contó qué significa cada tipo de beso, de acuerdo al lenguaje gestual en la cultura occidental.

El beso en la mejilla: «suele darse entre familiares, amigos, compañeros de trabajo o conocidos. En América Latina es el saludo más común, inclusive entre los varones. No suele revestir un contenido erótico aunque eso bien puede depender de la postura de los labios y la proximidad a la boca de la otra persona. No es lo mismo un beso seco, a labios cerrados que un beso húmedo y atrevido. Este último puede contener una “invitación” insinuante a un futuro encuentro de mayor intimidad».

El beso cerca de la comisura de la boca: «es toda una insinuación erótica, al igual que cuando los labios se acercan peligrosamente a la oreja de la otra persona, una de las zonas más erógenas».

El beso en la mano: «es un símbolo de respeto. El hecho de que este beso se dé debajo del área del pecho habla de cierta desigualdad entre los participantes de la acción. Quien besa suele detentar cierto poder por sobre quien recibe el beso».

El beso en la frente: «habla de protección, de cuidado, de brindar cobijo; es una acción casi paternal, una muestra de afecto entrañable. Rara vez este tipo de contacto entraña connotaciones eróticas».

El beso de lengua: «jamás da lugar a interpretaciones tibias. Es claramente sensual, la antesala del sexo. Suele activar la dopamina de los participantes de la acción llegando, incluso, a provocar sensaciones comparables a las de una adicción.

El beso en el cuello: es una luz verde a la intimidad. La zona del cuello, al igual que los lóbulos de las orejas es una zona de gran sensibilidad».

El beso en la oreja: «es peligrosamente hot, más aún si viene acompañado de una pequeña mordida o de un susurro. Seguramente no medie mucho tiempo hasta la interacción sexual.
De acuerdo al Kamasutra, existen decenas de clases de besos que propician distintos grados de intimidad sexual. Besar es un arte y conocer el significado de cada beso es importante a la hora de la conquista».

Wikipedia

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here