Redacción Alta Gracia- Una docente de la guardería a la asiste sospechó de una golpiza y lo llevó al Hospital Illia. Los médicos determinaron que las manchas en su piel no fueron producto de maltrato.

Así lo afirmó la Directora del Hospital Arturo Illia, Mariana Garay: «el niño se encuentra con su mamá y está en buen estado de salud y la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) va a colaborar para mejorar su calidad de vida».

El pequeño de un año y diez meses ingresó al nosocomio local el jueves 25 por la tarde, a partir de las dudas de una auxiliar de la guardería a la que asiste, por unas hematomas en su cuerpo y una cicatriz de una quemadura.

En el Hospital Illia, se concluyó que las lesiones no eran consecuencia de una golpiza, pero a partir de la intervención de la justicia, fue trasladado al Hospital de Niños de Córdoba Capital donde fue examinado por el Comité de Maltrato Infantil.

La cicatriz que presenta es de una vieja quemadura accidental-no tiene quemaduras de cigarrillo- y las manchas en la piel se denominan «mongólicas» y aparecen en el nacimiento, las mismas pueden confundirse con moretones.

Garay relató que desde la SENAF se buscará mejorar la calidad de vida de la madre y el nene y de la familia que los acogen y desde el centro de salud se le realizarán los controles pediátricos correspondientes.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here