Redacción Alta Gracia- Luego de once años, los vecinos del barrio Nuevo Amanecer obtuvieron sus escrituras el martes 21 de marzo. A partir de este importante hecho, los habitantes del sector pueden gestionar mejoras en los servicios y van a crear el centro vecinal.

Silvia Esther Iglesias es una de las antiguas socias de la Cooperativa. Y cuenta su historia de lucha, discriminación y logro. Ella esperaba este documento desde hace 28 años, diecisiete como socia y once ya viviendo en su domicilio. Hoy es parte de los vecinos que buscan crear el centro, cuya primera reunión ya se llevó a cabo el miércoles 22, junto al -por ahora- concejal Marcos Torres.

 

HISTORIA

«Yo me inscribí en la asociación cuando ésta tenía apenas seis meses. Éramos un grupo de familias dispersas, no eramos gente de una villa, como se decía. La conformábamos en aquel entonces, unas 156 familias que no teníamos una casa propia.

Pasaron los años, hicimos la compra de terrenos y allí quedamos unos 79 socios a disposición para las viviendas. Aquí tuvimos problemas con los terrenos- se revendían unas cinco o seis veces-, cuando estabámos por venir, la discriminación de los barrios vecinos y del intendente Mario Bonfigli. Por pedido del mandatario debimos agregar unos veinte beneficiarios de Alta Gracia, lo cual me pareció totalmente injusto. La cooperativa quedo acéfala al poco tiempo de mudarnos.

Nos costó integrarnos, pero yo estoy orgullosa de llevar el nombre Alta Gracia por todos lados, a través de mi medio-Radio Sin Límites-»

En esta ocasión, se entregaron 47 escrituras. Anteriormente se dieron unas cuatro y faltan otras 25, en las cuales están trabajando el Ministerio de Desarrollo Social y el Colegio de Escribanos de Córdoba. Las mismas fueron dadas en el marco del programa «Tu casa, tu escritura» destinada a viviendas sociales.

«Venimos peleando hace mucho, nadie nos regaló nada, la pagamos pesito por pesito. Ahora con la escritura en mano, vamos a poder gestionar el gas, por ejemplo, y vamos a formar el centro vecinal» relató Iglesias.

DISCRIMINACIÓN

En el año 2004 el matutino capitalino La Voz del Interior describía como “un conflicto inédito” lo sucedido en Alta Gracia cuando la Cooperativa Nuevo Amanecer cedió el predio para la construcción de viviendas para sus socios al gobierno provincial a través de un convenio de regularización dominial. El grueso de los socios eran de escasos recursos y muchos de ellos residentes de la ciudad de Córdoba. Esto suscitó la ira por parte del entonces intendente Mario Bonfligli quien acusó al ex gobernador De la Sota por “no mejorarle la vida con créditos internacionales” para vivienda a los pobres del asentamiento 1° de Mayo y querer traer a carecientes de la Capital. “Es como que Córdoba desaloja sus problemas hacia el interior de la provincia”, dijo.

Pero no sólo aquel intendente se opuso férreamente a su radicación sino además los vecinos de los barrios colindantes, 25 de mayo y San Martín quienes objetaban la construcción de nuevas viviendas para familias carecientes porque, entre otras cosas, el municipio no había llamado a un referéndum para que la población decidiera si estaba o no de acuerdo con la radicación de más de 70 familias.

El gobierno provincial denunció penalmente (a través de la Fiscalía de Estado) a la municipalidad de Alta Gracia por impedir el inicio de obras para la construcción de 76 viviendas populares. En aquel momento en declaraciones a Cadena 3 José Manuel De la Sota dijo “A mí me dijeron en la cara que no traigan a los negros y a los choros”. Me da vergüenza que discriminen a otros por ser pobres. Es gente trabajadora la que irá a vivir a Alta Gracia, que con su plata compró la tierra, tiene derechos y merece una casa”.

Foto 1: Captura Street View

Foto 2: Noelia Martín

 

 

 

 

 

Compartir esta noticia
(Visto 686 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here