Redacción Alta Gracia- Uno de los trámites fundamentales para que un proyecto aprobado sea elevado al Ejecutivo, es el haber leído el mismo al momento de la votación y ésto no se cumplió.

La temperatura entre los concejales está subiendo minuto a minuto. Sobre todo entre las dos líneas internas más fuertes del peronismo: torristas y saiegtistas.

La aprobación, sorpresiva y a libro cerrado (a partir de un acuerdo entre los radicales y algunos concejales de Unión por Córdoba), de la modificación del Código Electoral que propone las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias todavía sigue dando qué hablar. No sólo el descontento de una gran parte de los partidos políticos minoritarios que tildaron la misma como «antidemocrática», sino además, del sector del legislador Saieg el que no fue consultado ni avisado sobre la misma.

La edil Daniela Ferrari, ahora a cargo de la presidencia provisoria del cuerpo legislativo, al aire en Radio Bar dijo que el quiebre dentro del peronismo no es de ahora, «viene desde hace mucho tiempo».

Por otra parte, en relación a la ordenanza de la polémica, Ferrari dijo que ayer ingresó una nota por parte de algunos concejales pidiendo que sea enviada de inmediato la ordenanza sancionada el miércoles.

«Estuvimos viendo con el presidente del cuerpo que hasta que no se termine el trámite parlamentario no vamos a comunicar nada. No se leyó el proyecto en el recinto. Les pedí por favor que lo leyeran, algo tan importante como un Código Electoral no se leyó para que los ciudadanos sepan lo que se estaba votando. Aprobaron en menos de dos horas a libro cerrado. Hasta que eso no se cumpla, no se elevará el mismo», dijo Ferrari.

Compartir esta noticia
(Visto 133 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here