Redacción Alta Gracia- Un perro tomó el cráneo del fallecido y se lo llevó a sus dueños. En un rastrillaje posterior, se descubrió el resto del cuerpo. El hecho ocurrió en la tarde del miércoles 11 de enero, en Anisacate. Se trataría de un hombre oriundo de Bouwer, sobre el cual pesaba un pedido de captura por abuso.

El terrible hallazgo sucedió en un campo de Barrio San José de la localidad vecina de Anisacate, en la tarde del miércoles 11 de enero. Trabajó en el lugar, personal policial, bomberos voluntarios, Policía Judicial y Antropología Forense.

EL HALLAZGO

El animalito trajo en su boca una calabera y sus propietarios llamaron a la policía. Inmediatamente se dio parte a la Fiscalía de turno, a cargo de Emilio Drazile, quien ordenó a los bomberos realizar un rastrillaje en el sector.

El resto del cuerpo fue encontrado extendido en unos pastizales, en avanzado estado de putrefacción. Se trataría de un hombre de unos 40 años, de Bouwer -según la identificación que portaba- y se estima que se quitó la vida. Aún faltan las pericias de ADN para verificar su identidad. Esta persona tenía pedido de captura por abuso sexual. Su abogada vive en cercanías al lugar.

Desde fiscalía se afirmó que aún se desconoce el tiempo que este cadáver ha permanecido oculto allí, se calcula que hace bastante por el estado avanzado de putrefacción que presentaba.

 

 

Foto. Resumen de la Región

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here