La Nueva Mañana- Nelson Francisco Filipetta vivía solo en su casa. Fue encontrado por la mujer que lo cuidaba. Habría sido estrangulado. En la vivienda faltaba una garrafa.

Un hombre de 80 años fue asesinado en su vivienda de Banda Norte, en la ciudad de Río Cuarto. Nelson Francisco Filipetta fue encontrado sin vida minutos antes de las 17 de este jueves por una joven de 28 años, que lo cuidaba.

La mujer pidió ayuda a unos vecinos, y así logró ingresar a la casa por una ventana, ya que Filipetta no atendía el llamado a la puerta de la vivienda, ubicada en calle Ecuador 692, según publicó Puntal.

Tras ingresar, la empleada llamó al 101, por lo que a los pocos minutos se constituyeron en el lugar efectivos de la Patrulla Preventiva, así como también personal de la División Investigaciones y de la Policía Judicial.

La víctima fue encontrada sin signos vitales, en posición decúbito ventral sobre la cama y maniatado, precisaron los investigadores.

En el lugar del hecho se hicieron presentes el jefe de la Unidad Departamental, comisario mayor Walter Huerta, y el fiscal Fernando Moine, a cargo esta semana de la Fiscalía de Instrucción de Primer Turno.

Filipetta habría sido estrangulado con una campera, según las primeras especulaciones. En el cuerpo del octogenario no se verificaron signos de violencia, aunque se esperan los resultados de la pericia forense.

Una garrafa de diez kilos sería el único elemento faltante de la vivienda, aunque el asesino y delincuente habría provocado un gran desorden y movido de su posición original varios muebles en busca de dinero y otros artículos de valor.

En diálogo con la prensa, el jefe de la Policía señaló que el personal de policía judicial realizó “las pericias de planimetría y scopométricas” en el domicilio de la víctima. Además se tomaron diversos testimonios a vecinos para iniciar el proceso de búsqueda de los autores del crimen.

También se solicitaron las imagénes de cámaras de seguridad de varios locales comerciales ubicados en las inmediaciones del lugar donde se registró el homicidio.

Huerta precisó que Filipetta fue visto por última vez el miércoles a las 21.24, cuando una vecina le tomó la presión arterial. Asimismo, indicó que no hay signos de que alguna de las aberturas de la casa hubiese sido forzada, por lo que se estima que Filipetta le abrió la puerta al delincuente.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here