Por María Luz Cortez – María Gregoria Benitez tomó contacto ayer (martes 10) por primera vez después de 48 años con su familia en Formosa. Mari, como le dicen sus amigos, llegó a Córdoba Capital a los 12 años y vivió hasta los 35 años, en la vivienda donde según su relato, fue apropiada. «Me trataban como si fuera de la familia, pero no lo era. No podía ver a las chicas del frente. No podía ir a la casa de mi amiga María José y cuando preguntaba sobre mi mamá me decían que me había dado», relató. 

Para Mari, su situación fue un secreto, que no le dijo ni a su pareja hasta hace poco tiempo. «No sabés con quién hablar y entonces te callás, y te callás. Ni mi amiga, María José, una amiga de hace tantos años lo sabe. Se ha enterado hace poco. Y la otra vez me mandó un mensaje y me preguntó ?encontraste a tus hermanos?», destacó Mari. Ella tiene en la actualidad 60 años, vive en Anisacate junto con su pareja y sus animales.

En Formosa, era la hija mayor, tenía dos hermanos y dos hermanas. Vivía con su mamá y su papá. A pesar del paso de los años, aún recuerda como fue aquel día cuando su vida cambió para siempre. «Mi mamá se descompensó y fuimos al hospital con mi tía. Una enfermera me pidió que saliera de la habitación y me dio una pastillita con agua. Después me desperté en otra Clínica. De ahí me llevaron a Córdoba con un médico, una enfermera y dos personas más. Comencé a trabajar en la casa de los suegros de la enfermera cuidando a una señora mayor», precisó.

Mari tenía 12 años y no sabía a quién recurrir, indicó. En los primeros tiempos preguntaba por su mamá y luego comenzaron las amenazas. Dejó de preguntar.

Ahora

Mari se entusiasma con conocer o reconocer a su familia en Formosa y en Buenos Aires. «Debo tener sobrinos casados ya, y a mis hermanas les deben decir abuelas», dijo con entusiasmo. Y agregó: «Siempre pensé qué habrán pensado de mí. ¿Qué habrá dicho la mami?, ¿qué yo la he abandonado? Pero yo no la he abandonado». Su madre falleció sin saber qué había sucedido con Mari,

Sus hermanos también la habían buscado incluso fueron al programa «Gente que busca gente», pero Mari nunca se enteró hasta ayer.  

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here