Redacción Alta Gracia- El trabajo implicaba quitar arena del cauce del río Anisacate para trasladarla a Despeñaderos. Aparentemente contaban con la autorización de la provincia, pero policía ambiental suspendió las tareas. 

Los vecinos de los barrios Los Talas y Costa Azul emitieron un comunicado expresando su preocupación por el constante transitar de máquinas de gran porte, extrayendo áridos del río.

En el mismo explicaron que “las obras, autorizadas por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia de Córdoba, se están realizando para la reforzar las defensas y ampliar el cauce del río y así disminuir los riesgos de inundaciones en época de crecidas, además, se pretende extraer áridos para realizar obras en la localidad de Despeñaderos».

Sin embargo, los vecinos no contaban con información sobre las autorizaciones, el impacto que tendría quitar arena, entre otros puntos. Es por eso que se convocó a la policía ambiental.

Este miércoles en horas de la tarde y según publica el medio Local Paravachasca, personal de policía ambiental constataron la falta de documentación de la obra en cuestión. Elaboraron un acta dejando constancia de las actividades que se estaban llevando a cabo y se solicitó el cese de las mismas hasta tanto se regularice la situación.

Compartir esta noticia
(Visto 215 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here