• Por María Luz Cortez. “Estamos preocupados, enojados y asustados, ya que ahora entran a robar mientras está la gente adentro”, se quejó Silvana Bedal, una de las vecinas que tiene casa de fin de semana en ese pueblo.

Tal es la proliferación de casos que hace ya un tiempo los vecinos decidieron conformar un grupo de WhatsApp que tiene por objetivo informarse de los hechos delictivos ocurridos en la zona.

Anisacate es una localidad ubicada sobre la vera de la ruta 5. Cuenta con 32 barrios que se extienden por diferentes puntos y uno de ellos es La Rivera. Tiene un paisaje serrano, ubicado a la vera del río Anisacate.

Muchas de las viviendas pertenecen a pobladores desde hace varias décadas, que suelen frecuentarlas en vacaciones o los fines de semana. Son estos vecinos que ahora comenzaron a advertir una actividad inusual en el grupo de WhatsApp que generaron para anoticiarse de los robos en la zona.

“Anoche entraron en nuestra casa, abrieron un vehículo que había sin llave. No había nada adentro por lo que no se llevaron nada, pero no contentos con eso, ingresaron al quincho y en una de las habitaciones estaba una amiga con su hija, intentaron abrir la habitación y se fueron cuando escucharon el grito. No pudimos ver cuántos eran. Un espanto, una vez más nos robaron la paz”, es uno de los textos que compartió en esa red social una vecina, hace pocos días.

La situación no es nueva. Ya en 2016, Mario Noero, uno de los pobladores, hablaba con La Voz de la desilusión que le causaba que aquel pueblo tranquilo en el que vivía ya no fuera así. Planteaba que después de los robos en su vivienda, ya no quería quedarse solo en el lugar. En aquella oportunidad, le “desvalijaron” su casa. Hace unos días atrás, Noero volvió a ser víctima de un robo cuando le sustrajeron la rueda de auxilio de su Peugeot 206 que estaba estacionado al frente de su casa.

En este momento, una de las mayores preocupaciones de los vecinos es cruzarse cara a cara con los delincuentes.

El sábado 12 de este mes, Elisa Beltrán se encontraba con visitas en su vivienda, cuando escuchó un ruido. “Abrieron la camioneta, nos robaron las camperas, buscaron en la guantera y hasta un bolsa para poner los papeles”, detalló la damnificada.

A Verónica Rodríguez, otra vecina, el grupo de WhatsApp le ha servido para informarse de lo que sucede en el barrio, ya que los vecinos alertan sobre si hay movimientos “extraños” o gente adentro del patio de la casa.

Silvana Bedal relató que han mantenido reuniones con la Policía y con el intendente de Anisacate, Ramón Zalazar. Para algunos vecinos, la solución ha sido pedirle a otros pobladores que recorran sus viviendas cuando no están para evitar posibles robos.

Tras la reunión de los vecinos, dijo el intendente a este medio, se acordó colocar más luminarias en las bajadas del río, que se pusieron en los últimos días, y se prometió que se iban a incorporar nuevas motos para que la Policía pueda patrullar fácilmente esa zona de la rivera, además de la habilitación de un domo de seguridad en la entrada del barrio.

  • Para La Voz del Interior
  • Imagen: Rodríguez Anisacate
Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here