Por Redacción Alta Gracia. Dos mil personas marcharon por el centro de la ciudad bajo la consigna #NiUnaMenos. En una marcha, sin precedentes para la localidad, mujeres, jóvenes, hombres, niños y niñas caminaron las principales calles con carteles y pancartas que pedían el fin a la violencia doméstica. Las columnas fueron encabezadas por la agrupación Mumala (Mujeres de la Matria Latinoamericana) y Evelyn Asua, hija de Valeria Villarreal, una de las víctimas de femicidio locales. El evento contó con una convocatoria inusual para la ciudad. Participaron vecinos y vecinas, partidos políticos, concejales de Unión por Córdoba, del radicalismo y del socialismo, el Movi, el MST, la Cámpora, el Frente para la Victoria, entre otros. Aunque por lo bajo algunos advertían que «no había que politizar la protesta». Algo contradictoria cuando se trata de un acto político en el sentido amplio de la palabra.

También estuvieron niños del jardín y de la primaria Hipólito Yrigoyen, el CENMA, entre otros estudiantes y profesores. La jornada se desarrolló de manera pacífica y se leyó un documento único que exhortaba a la Municipalidad, provincia y nación a mejorar las políticas públicas en torno a la violencia de género.

Participación

La participación inusitada de vecinas y vecinos sorprendió con casi dos mil personas. Además, muchos esperaron a que terminaran de hablar los interlocutores y la proyección de videos en torno al tema. La conducción del acto, estuvo a cargo de Saira Asua y Cristina Anachuri.

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here