Por Revista Puente– Milagros Martín, diseñadora independiente de alta costura, tuvo la posibilidad de mostrar sus modelos en el 8° Desfile Real que tuvo como pasarela a las escalinatas del parque Sarmiento.

Aquello que se hace con amor, con esfuerzo y trabajo, termina dando sus frutos. Este es el caso de Milagros Martín, una joven de 21 años nacida en Despeñaderos, que tenía un sueño poco común. Luego de terminar el secundario, comenzó a estudiar diseño de indumentaria en el Instituto Aldo Belén; tras su finalización,  se perfeccionó en Alta Costura y Alta Costura de Novias. Encontrar reconocimiento en el ámbito de la moda no es fácil, sin embargo la oportunidad golpeó a su puerta  casi inesperadamente.

Milagros se inspira en Máxima Zorreguieta, pero también en su amiga Aylén, a quien le prestó sus vestidos para la renovación de su portafolio de fotos para la agencia de Giorgio Montagna, de la cual es modelo. Tras la sesión, los ojos de Giorgio quedaron deslumbrados por los osados diseños y los jugados colores que le dan a Milagros Martín su propia impronta. Inmediatamente el dueño de la agencia le ofreció a Milagros la oportunidad de participar como “Diseñadora independiente de Alta Costura” en el Octavo Desfile Real, que organizaba en conjunto con la Municipalidad de Córdoba. “Trabajé mucho para esto. Yo era consciente de que la oportunidad iba a llegar pronto”– contaba Milagros a Revista Puente y también afirmaba que no dudo un segundo en aprovechar esta oportunidad. 

Espacio publicitario

El proceso de confección “fue tremendo”, pero tras confirmar su participación rápidamente se puso a diseñar. En dos días ya tenía el diseño de los 15 vestidos que la presentaron en sociedad como una diseñadora. “Traté de hacer cosas que impactaran pero que no llevaran tanto tiempo, porque yo sabía con el tiempo que contaba”– explicaba Milagros. Pocas horas de sueño y muchas horas de trabajo dentro de taller se tradujeron en una glamurosa pasada en las escalinatas del Parque Sarmiento.

El naranja, el fucsia, el negro con sus transparencias, el amarillo brillante y el celeste hicieron su aparición en la gran alfombra roja.  Las modelos y el público en general estaban asombrados por los vestidos, que además de tener una confección muy detallada y perfeccionista, son innovadores no sólo por sus cortes y mezclas de géneros, sino también,  por los llamativos colores que le dan un toque personal a los diseños de alta costura. El vestido de novia que desfiló su amiga Aylén se llevó todos los aplausos; Milagros contaba que es su vestido preferido, porque es el que más tiempo de confección le llevó y además porque tiene una carga sentimental para ella.

“En un momento, yo estaba en el Backstage y me paré frente a una pantalla que transmitía el desfile, miré y no podía creer que ese que estaba pasando era mi vestido”– recordaba Milagros con gran emoción. El sueño siempre se mantuvo intacto y las metas bien firmes, la humildad que la caracteriza y el trabajo constante la posicionaron en un lugar muy importante. Ahora nuevos desafíos se presentan.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here