Los procedimientos se llevaron a cabo durante la jornada del miércoles 22 de octubre en varios locales comerciales de la ciudad. Los mismos fueron realizados a partir del llamado al 101 de una persona que denunciaba un posible caso de trata de personas.

Según fuentes policiales, se logró establecer prima facie que se trataría de personas oriundas del país vecino Bolivia y según los dichos del acusador, las mismas fueron traídas a Argentina engañadas desde su país, ya que aquí no percibían salario alguno, solamente alojamiento y comida, siendo explotados por sus jefes.

Luego del llamado, se comenzó una investigación y se dio participación a la Dirección de Protección de Personas, con conocimiento e intervención de la Justicia Federal.

En el día de ayer, miércoles 22, se allanaron dos comercios, uno ubicado sobre calle Urquiza y otro sobre Avenida del Libertador. No hubo detenidos.

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here