Hoy, 24 de Marzo de 2014, hombres y mujeres del Valle de Paravachasca nos encontramos para desterrar el olvido, para combatir el silencio, para construir Memoria, buscar Verdad y exigir Justicia. Celebrando la Democracia, a 30 años de su recuperación a través de la lucha.

La dictadura argentina que comenzó el 24 de marzo de 1976, significó la implantación de un modelo de exclusión y saqueo político, económico, social y cultural, en el marco de un plan sistemático ideado por la CIA y sus cómplices locales, y llevado a cabo por un andamiaje cívico militar, en el que no estuvieron ausentes la Iglesia y las grandes corporaciones con intereses económicos, que golpearon las democracias de todo el continente americano y enlutaron la patria grande de América Latina.

Hoy, la memoria es un puente que nos permite defender la Democracia en Latinoamérica y evitar el avance de los que otrora avasallaron el derecho y la libertad de los pueblos, aunque con nuevos ropajes y con caras renovadas. Ante los intentos desestabilizadores de las grandes corporaciones, sólo la participación popular es garantía  del sostenimiento de la Democracia.

En la provincia de Córdoba, el 28 de febrero de 1974 comenzó el silencio, cuando la Policía de la Provincia fue el brazo ejecutor del derrocamiento del gobierno democrático  de Obregón Cano, haciendo reinar el terror y la ilegalidad como antesala y ensayo de un golpe de estado que ya se estaba preparando. El pasado diciembre, la provincia de Córdoba pareció revivir esas viejas épocas cuando tras un legítimo reclamo de mejoras salariales sin respuesta, las fuerzas de seguridad se autoacuatelaron ilegalmente, fogoneando un clima de caos que asoló Córdoba y dejó un saldo lamentable. El alzamiento de quienes han sido armados por el mismo Estado para cumplir una función pública de enorme responsabilidad es una extorsión a toda la sociedad y pone en crisis la democracia. Las fuerzas de seguridad deben estar subordinadas al control de las instituciones civiles. No queremos fuerzas de seguridad con resabios de la dictadura, rasgo que emerge impune cada vez que se detiene a un pibe por portación de rostro. Queremos fuerzas de seguridad democráticas y al servicio del pueblo.

El terrorismo de estado dejó su marca, una marca sobre la memoria colectiva, una memoria que construimos habitando la democracia con participación y socialización de la palabra. Porque la Memoria es un ejercicio cotidiano del presente, hoy la memoria nos permite celebrar la vida, resignificar lo que perdimos y sentir que los desaparecidos nos faltan a todos, porque nos faltan sus luchas, sus proyectos, sus sueños…

A 38 años del golpe de estado genocida, no olvidamos

Porque asesinaron y desaparecieron

Porque saquearon al país, llenándose los bolsillos y enriqueciendo a sus cómplices

Porque nos quitaron derechos, libertades y garantías

Porque nos robaron educación y cultura

Porque nos quemaron los libros y la música

Porque se robaron a los nietos, y les negaron su identidad, su historia y el abrazo de sus abuelas

Porque llegaron incluso a negarnos el ritual de la muerte y no nos dejaron enterrar a nuestros muertos… hoy las flores rojas nos acompañan, una por cada compañero, una por cada lucha…

 

A 38 años del golpe de estado:

  • Celebramos la continuidad de los juicios de Lesa humanidad en la Provincia y en todo el país e invitamos a todos a construir Memoria, participando de sus audiencias con la sola presentación del DNI.
  • Pedimos justicia por Jorge Julio López, cuya desaparición fue obra de la reacción de los que quisieran volver a un país con impunidad, sin juicios de lesa humanidad,  sin condenas a genocidas y sin políticas públicas de memoria.
  • Pedimos el cambio de nombre de la Plaza Mitre, en cuyo seno se levanta el “Anfiteatro de la Memoria”, espacio de reflexión y de confluencia multisectorial en la lucha por los derechos del pueblo, lugar emblemático de participación ciudadana.
  • Pedimos al Ejecutivo de la Municipalidad de Alta Gracia, la creación de una Secretaría de Derechos Humanos y Memoria, que sea una voz plural y multisectorial de nuestra ciudad. Dejando claro que memoria y derechos humanos deben ser políticas de estado.

ADHIEREN:

Jóvenes por la Memoria, Movi (movimiento de transformación social), Frente para la Victoria Departamento Santa María, Partido Socialista, Juventud Radical, Cooperativa Fábrica de Ideas, Mesa Abierta de Centros de Estudiantes del Valle de Paravachasca, Asociación Civil 8 de agosto, Todos por Nuestros Arroyos, Iglesia Jesús para Todos, Asociación Civil GETAL – Radio Local 88.1, Municipalidad de Anisacate, Fundación Hölderlin – Espacio Abierto, UTEDYC seccional Córdoba Capital, Redacción Alta Gracia – Agencia de Noticias, Grupo Que tu vida sea autóctona, Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, Frente Cívico, Fundación Warmi, Mentes Libres, Mesa Provincial de Trabajo por los Derechos Humanos – Nodo Paravachasca, Juventud Socialista, 13 Ranchos, Unión Cívica Radical, Bloque de Encuentro por Alta Gracia en el Concejo Deliberanet de Alta Gracia.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

2 Comentarios

  1. Estimados:
    Muy interesante la nota, pero sabrán disculpar que pueda no coincidir con algunos aspectos de la misma. He militado cuando la Democracia se vislumbraba cercana en 1982, participado en marchas por los DDHH, por la consolidación de la democracia, cuando quizá alguno de ustedes no habían nacido. Es muy importante lo que se pide en el documento, pero a 30 años de la recuperación de la Democracia y 38 años del golpe de estado, continúa el saqueo al país, y los políticos (quizás no todos) siguen llenándose los bolsillos y enriqueciendo a sus cómplices. Dicen que no quieren fuerzas de seguridad con resabios de la dictadura, y el jefe del Ejército es un genocida, hablan de derechos, libertades y garantías que hoy, con 30 años de democracia, están ausentes para muchos compatriotas (léase comunidades de pueblos originarios, hermanos excluidos por extrema pobreza). Jorge Julio López es sólo uno de los desaparecidos en democracia, y los otros 200, dónde están?, y Marita Verón y el resto de las mujeres desaparecidas como consecuencia de la trata?

  2. Pido disculpas si ofendo a alguno con mis palabras, pero yo creo que una Democracia mejor es posible, que la igualdad ante la ley es posible, que se puede mejorar la educación, que la culpa no siempre es del otro y por eso nadie se hace cargo de las cagadas que se manda. Creo que un país mejor es posible, con igualdad de oportunidades para todos, con educación, salud y trabajo para todo, con DDHH para todos. Como decía John Lennon, podrán decir que soy un soñador, pero yo si les aseguro que no soy el único.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here