Por María Luz Cortez. El viernes, por la mañana, en un predio militar de La Calera, Carlos Beltrán de 95 años, se tiró en paracaídas junto con un acompañante. Fue invitado por la Fuerza Aérea ya que en 1944, fue una de las primeras 60 personas que realizaron esta actividad en Argentina. Había prometido que no volvía a saltar hasta los 100 años, pero la tentación de volar es más fuerte y se lanzó otra vez. 

En Alta Gracia, Beltrán es conocido ya que varios de sus saltos en paracaídas los realizó en Aeroclub de Alta Gracia. Aunque, ayer, fue un predio de La Calera. Allí, estuvieron presente funcionarios provinciales y militares, su amigo inseparable Guillermo Calvo, su esposa y, por primera vez, su hija. Beltrán fue entonces también un momento emocionante, ya que de los 1257 lanzamientos anteriores a ninguno habían asistido sus hijos.

Calvo explicó que el salto del viernes se retrasó dos horas, pero que se logró de manera «espectacular». Calvo conoció a Beltrán hace pocos años atrás, pidió que le recomendaron por un instructor de rafting y apareció Beltrán que, además de saltar en paracaídas, escalaba y se dedicaba a otros deportes de alto riesgo.

En una entrevista anterior en ocasión de su salto 1252, Beltrán recordó que tenía 24 años cuando en 1944 realizó su primer lanzamiento en paracaídas junto con 60 hombres más en la ciudad de Córdoba. “Llegué a la puerta y me dije: ‘¿Quién diablos me mandó acá?’”, relató entre risas. “Después, por amor propio o quién sabe, me tiré”, agregó.-

Foto: Archivo – Paracaidismo Alta Gracia

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here