Por Muysencillo.com. ¿Estás pensando en reformar tu casa? Ya sea para dar un cambio de aires a su estructura y decoración, o simplemente para renovar las estancias, una vez hayas decidido llevar a cabo una reforma integral de tu vivienda, es importante tener en cuenta una serie de aspectos.

Con el fin de evitar que la reforma de tu casa sea un problema y para prevenir que surja cualquier tipo de imprevisto, vamos a aclararte cuáles son los pasos que debes seguir para hacer una reforma integral en casa y que el resultado sea satisfactorio desde el primer momento:

1- Piensa en tus necesidades como habitante
Aunque generalmente se opta por una reforma integral de la cocina o el baño, se suele caer en el error de no pensar en las personas que habitan en la vivienda. Antes de contactar con una empresa de reformas, debes tener claro cuáles son las necesidades reales para hacer la reforma. Después, el arquitecto, el fontanero o el electricista serán los profesionales que se encarguen de encontrar la solución al problema.

2- Busca un profesional especializado
Un buen método a la hora de buscar un profesional que nos haga la reforma sigue siendo el boca-oreja, es decir, las recomendaciones de nuestros conocidos. Sin embargo, contactar con una empresa especializada en reformas integrales de viviendas también supone una opción ideal. Al tener un alto volumen de reformas, ofrecen precios muy competitivos, además de acordar una visita del arquitecto y una propuesta del proyecto y el presupuesto de forma gratuita.

3- Calcula el precio de la reforma
Deja a un lado el papel y el bolígrafo y aprovecha la comodidad de Internet para calcular cuánto te costará la reforma. Así, podrás hacerte una idea de cuánto dinero deberás invertir en renovar tu hogar sin llevarte sustos después.

4- Averigua qué permisos de obra son necesarios
¿Es necesario que cuentes con algún tipo de permiso o de licencia para hacer la reforma? Si vas a hacer obras por cuenta propia, sólo deberás acudir al municipio de tu ciudad y preguntar. Las licencias de obra son fáciles de tramitar y no suelen ser caras. De conseguirlas, podrás obtener los permisos necesarios para hacer la obra en casa y acallar las posibles quejas de los vecinos si eliges colgarlas en la puerta de entrada.

5- Firma el contrato de la obra
Es fundamental redactar un contrato de obra en el que quede detallado el presupuesto de la reforma y las condiciones de la misma. Así, evitarás discusiones o malentendidos que puedan surgir durante el desarrollo de la obra.

6- Ten paciencia
Está claro que tener obras en casa supone un auténtico caos. Por ello, es importante tener paciencia tanto antes como durante el proceso y ser paciente en el caso de que aparezcan contratiempos que puedan retrasar la obra. Asegúrate de que contactas con un buen profesional especializado para dar con la solución que tu hogar necesita

Compartir esta noticia
(Visto 110 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here